Tuesday, November 27, 2007

Síndrome del Edificio Enfermo





Mareos, resfriados persistentes, irritaciones de las vías respiratorias, piel y ojos, son algunas de las enfermedades originadas por este fenómeno asociado a la contaminación en espacios cerrados de trabajo, los que afectan de sobremanera a la salud y el desempeño de sus ocupantes.



Aunque no lo crea, hay edificios enfermos y estos generan personas con problemas de salud. Mala ventilación o calefacción, uso de agentes químicos y diferencias térmicas entre las distintas oficinas del lugar pueden ser el origen de enfermedades respiratorias, dolores de cabeza, estrés o jaqueca laboral. Es el “Síndrome del Edificio Enfermo” que trasmite su mal a quienes lo habitan, y por el cual la Organización Mundial de la Salud ya ha manifestado su preocupación sobre la deficiente calidad de vida de las personas que trabajan en espacios cerrados.






“Siempre se habla sobre la pésima calidad del aire y los efectos que la capa de ozono crea sobre la salud de la población y el medio ambiente. Sin embargo, pocos se detienen a pensar lo que ocurre dentro de un recinto cerrado al interactuar el aire que entra desde fuera, el polvo que sale desde cortinas y sillones, los desechos tóxicos que emanan desde impresoras y faxes y todos los agentes contaminantes capturados por los sistemas de ventilación”, destaca Marcelo Mena, Director de la carrera de Ingeniería Ambiental de la Universidad Andrés Bello.






Un "Edificio Enfermo" puede incluir altos niveles de empleados enfermos, ausentismo, baja productividad, baja satisfacción laboral y alta rotación de empleados. Por esto, Mena enfatiza en tratar el problema a tiempo y como primer paso enfocarse en el tratamiento y solución del problema realizando una evaluación de los mecanismos de ventilación del lugar, limpiar los ductos de aire, proteger muebles y equipos, y realizar el aseo en un horario en que no estén los trabajadores. Así se podrá respirar un aroma mucho más fresco, mejorará el flujo de aire, y se eliminará la carga microbiológica y contaminante.






Experiencia internacional “En edificios problemáticos de la compañía Ford, por ejemplo, se mejoró notablemente la iluminación interior, usando luz natural difusa, y el sistema de aire acondicionado se revisó. Además se instalaron techos verdes o Ecotechos, donde los empleados almuerzan o tienen minutos de relajo.






El costo de estas mejoras fue insignificante con el aumento de productividad de la planta. Es que si uno considera esta inversión, en comparación con el capital humano, es mínima”, agregó Robby Brous. Vicepresidente de Operaciones de la empresa BMS Technologies, compañía norteamericana presente en 25 países del mundo enfocada en desarrollar ambientes saludables al interior de los edificios, eliminando los agentes contaminantes mediante la limpieza de los ductos de de ventilación de las empresas.






“En Estados Unidos, el 30% de las instituciones públicas tienen el Síndrome del Edificio Enfermo, lo que genera 150 millones de días laborales perdidos asociados a la mala ventilación interna y, peor aún, 11 mil muertes al año por el mismo caso”, señala el experto.






Factores que lo producen:Los factores que contribuyen al síndrome se relacionan con el diseño del ambiente construido, y puede incluir combinaciones de algunas o todas estas causas:- Contaminación del aire interior - Perfumes artificiales -Pobre, inapropiada o excesiva iluminación. La luz natural es vital, ya que la excesiva iluminación genera reflejos en las pantallas de trabajo de los puestos administrativos, afectando la visión y provocando dolores de cabeza. -






Ventilación deficiente o artificial.- Mal posicionamiento de los sistemas de calefacción y aire acondicionado. - Mala acústica - Contaminación química - Contaminación biológica- Humo de cigarrillos- Suciedad en los materiales de trabajo, inmuebles y artículos de oficina.¿Cómo detectarlo?No hay ningún mecanismo físico con que se pueda observar que un edificio está enfermo, sin embargo, si alguno de sus ocupantes siente las siguientes molestias reiterativamente es porque puede estar en presencia de él:- Asfixia- Ojos secos- Mareos- Confusión- Dolor de cabeza, cefalea- Baja concentración- Estornudos- Sensación de angustia al interior del lugar- Mal genio o irritabilidad- Sensación de alivio en cuanto se sale del edifico



Publicado por "La Segunda Internet", el martes 27 de noviembre de 2007

Aporte de mi amigo Juan Carlos Venegas

1 Comments:

Anonymous Rusty's Friend said...

Totalmente cierto! Lo peor de esto es que si trabajas en un edificio enfermo y no se hace poco o nada para mejorar los niveles de stress se notan. Debieramos hacer notar esto para que tengamos un edificio "sano"... Saludos.

29 November, 2007  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home