Friday, October 10, 2008

Cómo hacer un buen currículum

Hoy en día en que el mercado laboral es más competitivo, los postulantes a un trabajo deben entender que el currículo es por excelencia la (su) carta de presentación ante las empresas, por lo que deben invertir dedicación y tiempo suficiente en prepararlo de la mejor manera.

Antiguamente la gente enviaba casi un cuadernillo anillado, con muchas fotocopias y antecedentes de sus trabajos anteriores.

Hoy, la gente se preocupa más de la elaboración de su currículo.

La importancia que ha adquirido el análisis curricular, se debe a que, a diferencia de décadas pasadas, en que la gente ingresaba a trabajar a un lugar y se quedaba allí toda la vida, hoy los cambios y rotación laboral son pan de cada día, lo que por cierto dificulta que una empresa se de el tiempo de entrevistar a todos quienes postulan a formar parte de sus filas.

Es fundamental que al preparar el currículo, no se escriba nada trivial porque, esta estadísticamente probado que como es tanta la gente que postula a un cargo, es casi imposible leer todos los currículos y si es de más de dos páginas, peor.

Por esto, desde el punto de vista de las formalidades, se recomienda que sea escrito en formato “carta”, de no más de dos páginas, que no incluya la foto (a no ser que ud. lo desee) y sobre todo que no se utilicen demasiados estilos distintos de letras. Sólo normal y negritas (si es necesario).

El currículo ideal

Se compone básicamente de cinco secciones, incluyendo el encabezado que debe indicar el nombre, dirección, e-mail y teléfono de contacto.

La primera parte es el resumen general de la experiencia, en términos de profesión, cargo e industria (rubro) en que se ha desempeñado. También se debe incluir las principales responsabilidades que cumplió, junto con describir las competencias, habilidades y características personales que posee frente al trabajo. Esta parte, no debería superar las diez líneas.

Incluir las competencias sirve para demostrar las características personales, que ayudan a diferenciarse de otras personas. Obviamente, no se debe exagerar, porque todo lo que esté allí escrito, se comprueba con las entrevistas y tests personales que se realizan.

La segunda parte es la descripción de la experiencia laboral. Se parte desde el trabajo más reciente hacia atrás, de manera tal, que en la primera página esté el encabezado, el resumen y parte del detalle del último trabajo del postulante.

El gran cambio en los actuales currículos es que no se deben mencionar las funciones específicas en los empleos anteriores, si no que deben describirse los logros que se hayan alcanzado en dichos cargos. Por ejemplo, un aumento en participación de mercado de su antigüa empresa luego de lanzar un producto nuevo.

A medida que “se va alejando” de su último trabajo, es recomendable, eso sí, insertar el nombre y cargo porque el peso de eso logros es menos relevante.

Esde cir, en el caso de los jóvenes sí, porque no existe mucha experiencia, pero un postulante con más de quince años trabajando, debe contrentrar su esfuerzo en los últimos diez años, no más.

Luego es el turno de los estudios formales, donde básicamente se debe escribir los estudios universitarios, post grados y sólo en algunos casos colocar el establecimiento de enseñanza media, para finalizar con la sección “otros antecedentes”, donde puede incluir estado civil, cantidad de hijos, fecha de nacimiento, dominio de idiomas e incluso hobbies, deportes o grupos sociales a los que pertenece.

La tendencia actual entre las empresas es buscar gente más integral, con una gama más amplia de intereses, como la práctica de deportes o hobbies, porque ser capaz de organizar el tiempo entre trabajar y hacer otro tipo de actividad es un plus que las compañías valoran.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home